Carta Pastoral

FIESTAS PATRONALES 2022

"Madre, tu abrazo nos consuela”

Queridos amigos y vecinos:

Es difícil comenzar esta carta pastoral que, habitualmente, escribía el Padre Jorge Luis.

Hace más de un mes, inesperadamente, Jorge Luis partió a la casa del Padre del Cielo, dejando en nosotros y en nuestra comunidad, un vacío inmenso.

También, Jorge Luis, ha dejado en nosotros y en nuestra comunidad, un estilo de vida que nos habla de encuentro, de simpleza, de humildad, de estar atento a las necesidades de todos, especialmente de los más pobres.

Este estilo de vida, es el estilo de vida de Jesús que siempre estuvo presente en la vida de todos.

Acercándonos a las Fiestas Patronales de Nuestra Señora de Aranzazu, hemos elegido el lema: “Madre, tu abrazo nos consuela”, y los sacerdotes de la parroquia junto con Mons. Raúl Pizarro, queremos llegar a todos Uds. con esta Carta Pastoral, como habitualmente escribía el Padre Jorge Luis.

Tomando el lema, cada uno de nosotros hará una pequeña reflexión.

 

Padre Alejandro

En este tiempo que nos toca vivir, muchos hemos llorado la pérdida de nuestro pastor y amigo, el padre Jorge Luis. Ante este llanto de dolor tenemos una Madre que nos consuela y nos abraza tiernamente para que tengamos paz y fuerzas para seguir adelante.

María nos acaricia y nosotros tenemos verdadera necesidad de esa caricia. Necesitamos que nos acaricie y consuele, porque, más allá del dolor de la pérdida, hay otros dolores que nos angustian: la falta de trabajo, la falta de pan, la división de una sociedad que pareciera no encontrar el rumbo, la falta de horizonte para nuestros jóvenes.

Hoy, la Virgen nos llama a crecer en la ternura, en la caridad respetuosa y delicada. Ella es el modelo que tenemos que mirar e imitar. Es la Madre de Jesús y Madre nuestra, atenta a la voz de Dios y a las necesidades y dificultades de sus hijos. María, animada por la misericordia de Dios, se olvida de sí misma, y con ternura va al encuentro de los necesitados. A eso estamos invitados.

Por eso, pedimos a la Virgen Patrona de San Fernando, que nos abrace y consuele.

 

Padre David

Querida Comunidad:

San Pablo en la carta a los Corintios nos exhorta: «En nombre de Cristo les rogamos: ¡déjense reconciliar con Dios!» (2 Co 5,20). Parafraseando al santo de Tarso, me atrevo a decirnos: ¡Dejémonos abrazar por Dios!

En nuestra comunidad mariana, ese abrazo se manifiesta a través de nuestra Madre María, que viene a quitar las espinas que se nos van clavando en nuestro caminar. Ella expresa la paciencia y ternura de Dios, quien se toma el tiempo para ir retirando de nuestro corazón, aquellas cosas que lastiman nuestra vida.

Queremos este abrazo que es consuelo, queremos este abrazo que nos renueva y nos invita a seguir avanzando con el compromiso de seguir sembrando con gestos concretos y palabras transformadoras, la vida de nuestros hermanos. Y desde este abrazo, seguir recibiendo a nuestros hermanos que llegan heridos por la vida, haciéndonos puente para que se encuentren con Jesús que nos dice: «Vengan a mí todos los que están afligidos y agobiados, y yo los aliviaré.» (Mt 10,28)

 

Padre Ernesto

Querida comunidad:

María, madre de Dios y madre nuestra, en la advocación de Nuestra Señora de Aránzazu es nuestra Patrona, nos cobija y nos cubre con su manto protegiéndonos y amándonos con su corazón. Actitudes que, muchos de nosotros, vivimos en nuestras vidas dejándonos amar, querer y mimar por nuestras mamás. Cuando los tiempos eran difíciles o dolorosos, recuerdo a mamá estando a mi lado, dándome un abrazo, consolándome en el dolor. Cuando esa situación iba pasando, me alentaba a seguir adelante, a no bajar los brazos, a seguir luchando y apostando por la vida.

Hoy, nuestra Madre del Cielo, aquella que estuvo al lado de Jesús desde el comienzo de la vida, nos dice: “ánimo y adelante”.

Hoy, nosotros estamos llamados a “seguirlo a Jesús” y sembrarlo en los corazones de todos los hombres y mujeres. María nos impulsa, nos acompaña, nos moviliza, camina a nuestro lado.

No nos quedemos quietos, no disminuyamos la capacidad maravillosa que, como Comunidad, tenemos: “seguir caminando detrás de Jesús, llevar el mensaje de esperanza, amor y paz, consolar a aquellos que lo necesitan y, con un espíritu maternal, llevar la dulzura de Jesús”.

Querida familia, repitamos fuerte en el corazón y dejemos salir en voz alta, esa frase que tanto nos anima: “Ave María y adelante”

 

Mons. Raúl Pizarro

Queridos hermanos y amigos:

En tiempos de desolación nada es más lindo que sentir y gustar la presencia, el abrazo tierno y consolador de nuestra madre, María de Aranzazu.

Dejarnos abrazar es dejarnos querer, es también una actitud de humildad, de reconocer que no podemos caminar y avanzar solos, que necesitamos ayuda.

Vienen a mi mente las palabras de la Virgen en las bodas de Caná: “Hagan todo lo que Él les diga”. Y, ¿qué nos dijo Jesús repetidamente?: “Ámense unos a otros como yo los he amado”. Hermanos, caminemos juntos queriéndonos, respetándonos, siempre dispuestos a regalar una sonrisa y ofrecer una mano tendida.

 

Felices Fiestas Patronales

Bendiciones

1 al 8 de Septiembre
Media hora antes de cada misa - Rezo del Rosario
Novena a Ntra. Señora de Aranzazu (por FM La Barca y Aranzazu TV)

Sábado 3 de Septiembre
11 a 13 hs Gesto Misionero
11.30 hs Visita guiada

Miércoles 7 de Septiembre
10 a 13 hs Peregrinación del Colegio San Martin de Tours (Plaza Dorrego a Plaza Mitre)

Viernes 9 de Septiembre
17.30 hs Peregrinación desde el canal San Fernando
19 hs Misa en el templo parroquial

Domingo 18 de Septiembre

Aránzazu visita Luján - Misa 13 hs (anotarse para los micros en secretaría parroquial)